Agatha Ruiz De La Prada Casa

Con unas paredes pintadas a rayas blancas y amarillas y unos muebles con colores en contraste , posiblemente sea una de las habitaciones mucho más alegres de la casa. El salón es otra de las estancias mucho más fotogénicas de la casa. AD es una ventana en constante actualización al mundo del diseño, la decoración, la arquitectura y el arte, nuevas direcciones y sitios, nombres y lanzamientos. Una apuesta por el rigor, la calidad y la imaginación con especial interés por los nuevos talentos, la sostenibilidad y variedad, y todo ello sin renunciar al sentido del humor. Cada objeto y complemento de interior fué elegido de su colección privada de muebles, procedente de forma directa de su propia vivienda, que ha aparecido en incontables gacetas de diseño de todo el mundo. Es creadoras de una de las marcas mucho más identificables.

agatha ruiz de la prada casa

Uno de los principales salones lo ha cubierto de blanco y amarillo y su chimenea, antes tradicional, está pintada en dorada. Funda de cojin con cremallera invisible, dralon digital100% acrilico con teflon gr/m2. Estampado de flores de color blanco sobre un fondo de rayas anchas de color verde, azul y verde pistacho. El frontal y el reverso son iguales. Valido para exterior e interior. Estampado de timones de diferentes colores con fondo de color fucsia.

●Una bienvenida virtual de la mismísima Agatha Ruiz de la Prada, anfitriona y diseñadora del colorido apartamento, decorado con muebles y accesorios de su compilación personal. El icónico color de la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada ahora no solamente se viste o se disfruta en sus vajillas, máscaras, perfumes o productos cosméticos… La autora se convirtió en la novedosa anfitriona de Airbnb y ha adornado un piso en el centro de La capital de españa completamente acorde a su universo y a su peculiar personalidad. Otro de los rincones más interesantes, el favorito de Cósima Ramírez, es una escalera de servicio en caracol que ha sido totalmente pintada en rojo y rosa y que genera un efecto psicodélico. Las mesas y las sillas del comedor del piso de Airbnb son las misas que emplea la diseñadora en su casa. Aquellos que se alojen en este moderno piso de La capital de españa podrán saber una parte de la personalidad de la diseñadora que ha cuidado todos y cada uno de los datos.

Un gran ático que ha tenido tres esenciales reformas, así como contó Ágatha Ruiz de la Prada a la gaceta AD en 2018. La última transformación se causó hace tan solo cuatro años cuando se divorció del periodista Pedro J. Ramírez con quien llevaba tres décadas unida sentimentalmente y es el padre de sus dos hijos, Cósima y Tristán. Fue entonces cuando pintó los suelos de distintos colores con líneas diagonales acotando los diferentes espacios de este singular hogar. Funda de cojin con cremallera invisible, material Jacquard. Funda de color blanco con estampado de triangulos de varios colores.

Entramos En La Colorida Casa De Ágatha Ruiz De La Prada

No solo nos ha pasado a nosotros, gacetas de decoración como \’AD\’ y dedicadas a la vida de aristócratas y royals como \’Point de Vue\’ se han interesado en sus entrometidas estancias hasta el punto de llevarlas en sus portadas. Airbnb ofrece una estancia de 2 noches para este puente de diciembre a un precio irreproducible en un apartamento madrileño decorado por la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada. Estos son todos los datos y requisitos de una escapada a todo color. Así como nos confiesa en su última entrevista a ¡HOLA!

De la vivienda salió Ramírez con sus mucho más de veinte mil libros, y entraron el color y la diversión. Funda de color blanco y estampado formando un circul trozos de sandia. Estampado de rayas rosas con palmeras. ● Una bienvenida virtual de la mismísima Agatha Ruiz de la Prada, anfitriona y diseñadora del colorido apartamento, adornado con muebles y accesorios de su compilación personal. “La capital de españa fue la ciudad donde empecé a trabajar durante los fogosos años de La Movida Madrileña en los que todos deseábamos ser conocidos y comernos el mundo. ¡Quisiera que aquellos que gocen de nuestra ciudad y de este hosting agathizado logren vibrar como yo”, asegura Agatha Ruiz de la Prada.

Una Oda Al Color Y A Sí Misma Que Comparte Con Sus Dos Hijos: Así Es Por La Parte Interior La Casa De Ágatha Ruiz De La Prada

Estampado de color pistacho de escamas de flores sobre fondo blanco. Estampado de color fucsia de escamas de corazon sobre fondo blanco. Estampado de color rosa de escamas de corazon sobre fondo blanco.

agatha ruiz de la prada casa

La chimenea era de mármol negro, pero Ágatha ha querido pintarla en dorado, igual que la del salón primordial. Asimismo observamos un enorme sillón verde, múltiples pufs y sillones de tonos variados de Julian Opie y Donald Baecher. Colores por todas partes, maravillas artísticas contemporáneo y diseños conformados por ella misma se entremezclan en un cóctel fabuloso con muebles de época heredados y vistas al cielo de Madrid.

Fondo de rayas azules y blancas con navíos de color verde pistacho. Estampado de timones y anclas de color blanco sobre un fondo de color aguamarina y resaltando pequeños corazones de color fucsia. Estampado de timones multicolores y fondo azul. Fondo de color azul y balones de colores. Fondo de color verde y balones de colores. Fondo de color rosa y balones de colores.

David Lynch Inspira La Decoración De Este Dúplex Encaramado En Los Tejados De La Ciudad De París

Un diseño que sigue en el resto de estancias que corresponden a Ágatha, y que las delimita respecto a las “zonas” de sus hijos, con patrones cromáticos diferentes. La diseñadora de moda, empresaria, y aristócrata de españa con múltiples títulos nobiliarios, Ágatha Ruiz de la Prada, tiene un céntrico ático en Madrid que decidió renovar tras su divorcio con Pedro J. Ramírez. Después de tres décadas juntos decidieron poner punto y final a su relación, una experiencia traumática para la diseñadora que, poco a poco, fué superando. Sin duda entre los puntos claves de su restauración fué cambiar completamente la vivienda en la que vivían juntos durante el matrimonio.

El blanco también está muy presente, dejando el importancia al resto de colores del rincón. Al fondo observamos una librería llena de libros y pequeños cuadros, entre las paredes más peculiaridades del comedor. Alfombras atractivas, sillas con formas, sofás estilo corazón, sillas de estrella… La vivienda es formidablemente atrevida. Los diseños de Ágatha Ruiz de la Prada se unen a diferentes obras de arte que ha conseguido a lo largo de los años en la feria Antes de Cristo. Entre las piezas moderna que tiene en su hogar están proyectos del pintor y escultor alemán Peter Zimmermann o de la artista japonesa Yayoi Kusama. Su dormitorio también responde a su fiel y característico estilo.

Estampado de timones de distintos colores y fondo naranja, el forntal y el reverso son iguales. Pupitres en múltiples colores son los muebles que configuran el comedor de Ágatha. Y sucede que la diseñadora ha dado su toque especial asimismo a esta estancia, optando por ocho pequeños pupitres con sillas a juego en lugar de poner una enorme mesa central. Hablamos de un espacio que asimismo dispone de las rayas diagonales que encontramos en el salón.

En La Última Reforma Pintó Los Suelos Y Las Paredes De Colores

Sin duda alguna el fucsia, el tono que ha aportado la vitalidad y la diversión precisa en la vivienda. Los amantes de la moda, el diseño, el arte y el color tendrán la oportunidad única de alojarse 2 noches en esta casa en Madrid desarrollada en exclusiva por la diseñadora mucho más atractiva de España. Ruiz de la Prada reconoció, en un informe para la revista AD, que algo en las que primero pensó tras saber que Pedro J. Deseaba el divorcio solo tres meses tras haberse casado, fue que “por fin” podría colorear. Pero lo que logró, una vez se quedó para ella sola el céntrico ático madrileño de 450 m2 en el que había vivido al lado de su exmarido y sus hijos Tristán y Cósima, fue considerablemente más que darle una cubierta de pintura a las paredes.

El Comedor De La Diseñadora

Y su peculiar estilo propio debía trasladarse al interior del sitio en el que, según ella misma, se siente “cuidada”. Ya lo logró en los años en los que compartió la vivienda con Pedro J. Pero tras el divorcio, la personalidad de Ruiz de la Prada impregna cada rincón de su piso. La abundancia de color, siempre y en todo momento en los tonos vivos que han hecho conocida a la diseñadora, y de luz natural, merced a la altura de la vivienda, es una incesante. El paso inicial que la diseñadora de tendencia decidió ofrecer para reformar su hogar fue colorear las paredes. Se trataba de un deseo deco que siempre y en todo momento tuvo en cabeza, pero que nunca llevó a cabo. Tras el divorcio, llegó el instante.

Nuestros periodistas aconsejan de forma independiente productos y servicios que puedes comprar o conseguir en Internet. Cada vez que compras a través de ciertos links añadidos en nuestros contenidos escritos, Condenet Iberica S.L. Puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.