Casa Con Porche Y Piscina

Siendo tan grande hallas rincones para leer, comer al aire libre, tomar un té y gozar del jardín. Y sucede que esta piscina, que de tan blanca que es semeja sacada de una casa de Ibiza, está en la Serranía de Ronda. Los nuevos dueños de esta finca eligieron, además, convertirla en piscina y le agregaron la caída de agua. Esta casa tuvo muchas vidas, pero la última de ellas ha recuperado su esplendor.

Las tumbonas de madera, aguardan pacientemente a que nos estiremos a tomar el sol. Así hay que sentir uno cuando come en este comedor de exterior rodeado por esta piscina en forma de “L”. Además, no tiene corona, para que se logre entrar al agua desde el mismísimo porche.

Casa De Verano Con Piscina

Esta casa en Andorra es cosa del arquitecto Enric Dilmé y nos encanta su piscina de gran lujo. Un vaso rectangular se ilumina con focos laterales y el techo simula tener estrellas. En esta vivienda en Ibiza el estudio Juma Architects lo ha calculado todo al milímetro para no tener que escoger.

casa con porche y piscina

Por tanto, se va a poder juntar fruta y verdura para tomar durante su estancia en la Casa Rural. Además de esto, los fanáticos de los animales podrán gozar asimismo de la fauna caracteristica de un paraje natural como este. Un ejemplo son las dos ardillas que vemos en las últimas imágenes. La personaje principal del espacio es la fuerte luz del sol que asiste para determinar formas y superficies, jugando con los materiales seleccionados y los distintos espacios de la vivienda en todo el día. “El diseño —sigue— intenta potenciar el término de slow living, inspirándose en el estilo de vida de la isla”. Para disfrutar al máximo del exterior, el comedor de verano se planificó bajo la sombra de uno de los enormes pinos centenarios de la propiedad.

Inmobiliarias En Terrassa

Las fibras naturales para muebles y complementos actúan de contrapunto de hoy en este porche de carácter rústico. ¿Imaginas poder ver todo Santorini tomando algo fresquito y a remojo? Es posible en la piscina pequeña que podemos encontrar en la terraza de esta casa cueva moderna y blanca de Santorini. Con el borde del vaso en cristal, contribuye al espacio sensación de ligereza en la terraza de un lujoso ático en Madrid.

De esta manera, PKB Arquitetura lo aprovechó para hacer un refrescante jardín trasero con baldosas hidráulicas azules e disponer una piscina climatizada que se puede utilizar a lo largo de todo el año. Los muebles y accesorios, tan ornamentales como funcionales, se caracterizan por colores neutros y sencillos, un juego de tonalidades tranquilas y tranquilizadoras, próximas a la tierra y al mar. Como broche final, un porche agradable de estilo rústico y una piscina infinity con unas pasmantes vistas.

Esta casa unifamiliar en el Maresme, Barcelona, puede ser un excelente ejemplo de hacia dónde vamos. Sus dueños, una pareja joven y su hijo, confiaron en el estudio de arquitectura Mag Arquitectes y en Studio Invitado para la construcción y también interiorismo de esta primera residencia. Se trata de una obra novedosa en un enorme lote que dio para la creación de una amplia vivienda de 270 m2 y 500m2 de exteriores, con un gran jardín con piscina, un huerto y una entrada de aparcamiento. Pero si, además, el ambiente natural es tan espectacular como el que envuelve a esta casa de la Costa Brava aún más.

casa con porche y piscina

Además de esto, una gran idea es tener un botiquín de primeros auxilios cerca de la piscina, porque siempre y en todo momento existe algún que otro resbalón. En la pared, pila de piedra original completada con un grifo viejo. Mesa efectuada a medida con madera de niangon por Fusteria Peña. Las sillas de ratán son de Habitat y las lámparas de techo de IKEA.

La pizarra en lascas del suelo, así como la de las paredes hace una pareja estupenda con la vegetación que sube por las paredes e anega la terraza. Esta casa fue construida en 1830 por unos payeses y Marta Tobella, interiorista y propietaria de Sacum. Y en la reforma se sostuvo esa esencia bicentenaria con los suelos de barro originales. La joya de esta casa es el patio, con lavadero y los pozos auténticos. En el otro lado, se situó un amplio estar en “U”, delimitado por dos bancos en ángulo y unas tumbonas. En la decisión de estos muebles se primó la belleza de la teca natural tal como los textiles en tonos claros.

El artista Mathieu Mercier vive en una vivienda entre medianeras en Valencia con un patio central y una piscina coronando la vivienda. Como complementos, una silla de Jasper Morrison y un cactus, una de las plantas de moda. En la terraza de esta casa de Sotogrande encontramos “la charquita”, como llama la dueña a la piscina rematada con barro artesanal en espiga que evoca las albercas árabes.

Comedor De Verano

Esta casa de la Costa Blanca está pensada para vivirla y disfrutarla a lo largo de los meses de verano. Por eso el exterior se ha cuidado al máximo, con diferentes zonas de disfrute para toda la familia, peques y adultos. La piscina ocupa la parte central de la terraza, que se ha proyectado con un pavimento de madera muy agradable al pie desnudo. Los propietarios de esta preciosa casa la rehabilitaron a fuego lento. Recobraron lo que lograron, como el techo de vigas, y lo que no se ha podido, como el suelo, se hizo de nuevo.

En la planta baja tenemos un estacionamiento con capacidad para 2 coches y una habitación tipo trastero de 20 m². El Atelier Delphine Carrère ha rediseñado completamente una vivienda de vacaciones, donde la piscina de espéculos de hormigón, se integra perfectamente con el paisaje. Rodeándola y con las estancias principales viendo hacia ella, podemos encontrar sillones Aa de Airborne y cojines de Nani Marquina. Eva María se fue buscando el sol de la playa pero a nosotros con una piscina bonita y de diseño nos vale, que somos una redacción de gustos sencillos. Y es que el calor ha llegado dispuesto a quedarse bastante tiempo y subiendo cada día un nivel, así que nos ha semejado buena idea buscar las 8 \’viviendas AD\’ con esa piscina a la que nos iríamos aun si no nos invitaran.

De esta manera, se cubre la piscina y se logra que no haya tanta pérdida de agua por evaporación y que la temperatura del agua no varíe mucho. Antes de emplear la piscina, resulta conveniente sacar los restos de hojas y demás que tienen la posibilidad de haber caído sobre el agua y vaciar el cesto de la bomba. Siempre hay que revisar la higiene de la piscina y que el agua tenga la calidad perfecta para su empleo y disfrute.

No falta zona de refresco en este loft en un viejo teatro del siglo XIX, obra de estudio de arquitectura Cadaval & Solà-Morales. Acaban de hacer el ambiente 2 hamacas de jardín que asimismo tienen la posibilidad de ponerse dentro de casa. Al lado del dormitorio de esta casa de huéspedes bohemia y actualizada de Oaxaca, nos espera una piscina pequeña, pero muy necesaria durante el verano. Sobre ella, una hamaca para reposar sintiendo el frescor del agua.

En esta casa con vitas al mar la terraza es una región de estar de lujo. La piscina, con vaso rebosante, tiene forma de ele para explotar al máximo el espacio. En el patio alargado de este antiguo molino transformado en una casa de campo en la Provenza se situó una región ajardinada con una piscina longitudinal tipo alberca. En la ladera norte de los montes Thripti, en la isla de Creta, encontramos O Lofos, una maravillosa villa de 280 m2 diseñada por el estudio Block722. Al marcar el acercamiento perfecto entre mar, colinas y llanuras, el edificio está en una bifurcación natural, sumergiéndote totalmente en la vida doméstica. Un gran porche recorre toda la fachada, ya que es donde los dueños pasan la mayoría del tiempo.