Casas Modernas Pequeñas Con Piscina

Los dueños de esta hermosa casa la rehabilitaron a fuego lento. Recuperaron lo que lograron, como el techo de vigas, y lo que no se pudo, como el suelo, se hizo nuevamente. En el salón tenían muy claro que no podía faltar una gran chimenea, porque esta casa es para gozarla durante todo el año, haga sol o diluvie fuera. Y como que en verano todas y cada una de las comidas se trasladan al exterior, el comedor se ha completado con una genuina cocina de exterior, con barbacoa incluida. Los exteriores de esta casa son uno de sus principales atractivos, pero ni mucho menos el único. Por el hecho de que donde la observamos, esta casa, que se encuentra en el parque natural del Garraf, tiene mucho más de siete siglos de historia.

Para descansar del baño y hacer un vermut, bajo la piscina se encuentra una zona de relax equipada con un enorme sofá de obra en “L”. El porche acoge, además, una amplia zona de estar que puede protegerse en el momento en que es requisito mediante un juego de cortinas. Y, por su parte, el salón interior se abre al porche mediante grandes puertas correderas acristaladas.

La Vivienda De La Abuela Regina

Para disfrutar al límite del exterior, el comedor de verano se planificó bajo la sombra de uno de los enormes pinos centenarios de la propiedad. Una tarima de madera determina la zona de la piscina y el solarium, mientras que para el jardín se eligió por especies mediterráneas autóctonas. En la zona exterior, hay múltiples terrazas que se amoldan al lote. La pérgola con techado de cañizo garantiza la sombra y el conjunto de mesa y bancos en madera natural se mimetiza con el ámbito perfectamente. En esta casa en Mallorca, de arquitectura actualizada, los espacios exteriores están dominados por una piscina infinity espectacular con vistas sobre las montañas y el mar. De esta forma, desde el salón y merced a sus grandes ventanales en forma de arcos, se puede gozar del mar a lo largo de todo el año.

casas modernas pequeñas con piscina

Porque con la reforma, y para mayor seguridad de los niños que aún eran pequeños, se decidió separarla del salón mediante enormes ventanales. Es suficiente con abrirlos para que la piscina pase a ser parte del salón. Esta casa, situada en Marbella, es idónea para cualquier temporada del año. Agradable, “moderna, pero con un estilo fresco y mediterráneo, muy natural”, explica el interiorista Jean Pierre Martel, responsable de la reforma. En el salón, se combina el tono arena –que se encuentra en toda la vivienda– con el blanco, responsable de la tranquilidad que se respira en el ambiente.

– Un Baño En La Naturaleza

Sólo tienes que completar el formulario señalando qué quieres llevar a cabo y dónde, y seguido a esto, profesionales y compañías de tu zona se opondrán en contacto contigo. Si bien es cierto que anteriormente las piscinas de ubicaban en un espacio mucho más distanciado de la vivienda, en la actualidad la cosa cambia. Independientemente cuán grande sea el terreno, las piscinas al lado de la casa gustan, y mucho. Y es que dan mayor disponibilidad y, además de esto, aporta un agregado estético muy interesante. La piscina de este chalé en La capital española diseñado por el estudio Ábaton, situada a un nivel superior, rebosa sobre una lámina de agua y crea un doble espéculo.

Podemos consultar ejemplos increíbles en los que la vivienda queda absolutamente rodeada por una balsa de agua. Un foso, sin cocodrilos, que además de quedar realmente estético, va a ser alcanzable desde cualquier una parte de la vivienda. Además de esto, si la parcela es pequeña, una piscina que bordee toda o parte de la casa, puede ser la mejor opción para ganar metros y llevar a cabo más extendida nuestra balsa de agua.

La caseta y la zona de solarium, blancas, se prolongan el la piscina, asimismo de color claro que hace resaltar sus aguas. La piscina de gran lujo para soñar de esta casa de vacaciones no tiene la posibilidad de tener mejores vistas, ubicada caminando de playa en Punta del Este. Pocas cosas son tan maravillosas como las viviendas de diseño en la playa.

casas modernas pequeñas con piscina

El sofá, de obra, se planeó con enormes asientos para relajarse cómodamente. Y también se planificó una barbacoa y una región de comedor de madera. Como derretida con el ambiente, esta piscina, tanto en el fondo como en los suelos que la rodean, luce un atractivo y cálido color arena. De este modo se logra que “luego el agua tuviese un tono turquesa mucho más profundo”, explica Silvia, la dueña de este paraíso, como el de las playas de Formentera.

Para disfrutar al máximo del exterior, el comedor de verano se planificó bajo la sombra de entre los enormes pinos centenarios de la propiedad. Una tarima de madera establece la zona de la piscina y el solarium, al paso que para el jardín se ha optado por especies mediterráneas autóctonas. Entre los enormes lujos de esta casa, aparte de sus increibles vistas al mar, son los distintos ambientes de exterior, organizados en varios niveles en forma de plataformas.

Esta se ha concebido con planta abierta y una estética de vanguardia para no entorpecer en el paisaje. Y sucede que esta piscina, que de tan blanca que es parece sacada de una casa de Ibiza, está en la Serranía de Ronda. Los nuevos dueños de esta finca escogieron, aparte de esto, convertirla en piscina y le agregaron la caída de agua.

En el salón tenían muy, muy claro que no podía faltar una gran chimenea, porque esta casa es para gozarla durante todo el año, lleve a cabo sol o diluvie fuera. El blanco que veíamos en la piscina asimismo se traslada al interior de la vivienda, que es tan luminosa como rápida decorativamente. Esta casa de la Costa Blanca está concebida para vivirla y disfrutarla durante los meses de verano. De ahí que el exterior se ha cuidado al límite, con distintas zonas de disfrute para toda la familia, peques y adultos. La piscina ocupa la parte central de la terraza, que se ha proyectado con un pavimento de madera muy divertido al pie desvisto.