Fachadas De Casas De Pueblo De Piedra

El color del diseño de la testera de una casa es esencial que se encuentre en contraste con el ambiente y estilo de la fachada. Exactamente el mismo nombre de Rupit ya contribuye un rastro de lo que uno se va a localizar en este pueblo de Barcelona, ya que deriva del latín “rupes” que en español significa roca. No obstante, para entrar a las calles de Rupit antes hay que pasar por un puente colgante que atraviesa la riera.

fachadas de casas de pueblo de piedra

Por algo bautizamos esta casa como La casa de madera más bonita del mundo. Recrearon una atmósfera muy sugerente en la entrada a la masía catalana de la anticuaria Carina Casanovas. Sobre un viejo mostrador se ordenan botellas de colores de los años 50 y un marco ovalado de terciopelo.

El Atractivo De Una Casa De Siempre Que Mira A Los Picos De Europa

En esta casa rural y bohemia de Carcasonne lo hicieron y sus propietarios comen cada día en medio de un jardín. Como en esta casa del Ampurdán, rehabilitada por la arquiecta técnica Glòria Duran Torrellas. Acristalaron una región de la planta superior y removieron el tejado, sosteniendo las vigas y los muros , para crear una terraza. En el hospedaje rural Pensão Agriciola, en Portugal, encontramos un excelente ejemplo. Déjalo a la visión y combínalo con otros elementos con perfección acabados para que el contraste sea todavía mayor.

Entre todo lo que ver aquí resalta la iglesia parroquial de San Pelayo, pues sus restos más viejos son del siglo XI. Aunque muchas veces la atención se centre en las ubicaciones costeras, no se debe perder de vista a los pueblos de piedra. Como suspendidos en el tiempo, en España tenemos muchas de estas localidades, algunas famosas como Peratallada o Santillana del Mar. Sin embargo, existen muchos que todavía no son tan populares y que te traemos ahora. En la región de la cocina, completamente abierta al comedor y zona de estar, se combina en la pared la piedra con una zona lisa acabada en mortero tono ocre despacio. El fundamento era tapar zonas de piedra que estaban muy estropeadas.

fachadas de casas de pueblo de piedra

Abra su fichero de imagen en tamaño completo mediante un programa de procesamiento de imágenes. Esta entrada con las puertas de color azul, rodeada de unabuganvilla y un reloj sobre la puertainvita a entrar y a quedarte en su cálida atmósfera. Los brochazos flúor revitalizan este salón en una vivienda en Ibiza diseñada para el slow living. Se ven, por poner un ejemplo, en la butaca fucsia, de Easy Living; la piel de oveja púrpura, de Sluiz, que cubre el sofá; el taburete naranja, de Tom Dixon; la silla verde, de Muuto, las alfombras… Las obras de la serie Hábitat, de Xavier Delory, adquiridas en Pedro Peña, se transforman en el trasunto de esta casa malagueña y encuadran un escueto rincón de trabajo, con sillas Plastic, de los Eames, en Vitra.

Testeras De Viviendas De Pueblo Con Encanto

Haz una base de obra y juega con las puertas de madera para cambiar el look siempre y cuando quieras. Si tener todos los muros de piedra es demasiado para ti, hazlo solo en uno de los lados y deja el resto tan blancos y planos como puedas. En esta casa de pueblo conviven técnicas constructivas locales con sistemas habituales incorporados que remiten a la tradición vernácula. Piedra natural no trabajada con sus irregularidades auténticos aportando un toque de naturalidad a la fachada. Conseguir una fachada de pueblo con encanto particular precisa de expertos especialistas en el servicio. Para actualizar la entrada, pusieron apliques de estilo industrial, un contraste genial con las lamas de madera.

La consola y la lámpara de madera natural son de Carina Casanovas, de la misma los barreños de estaño pintados de amarillo. Nos chifla cómo actualizó el estudio Ábaton este viejo establo de la sierra de Cáceres. Respetó sus muros exteriores, pero abrió un hueco en ellos que deja a la vista las dos plantas. Para el suelo se escogió un gres porcelánico “por su resistencia y sencillez de mantenimiento”, en un color negro que contrasta con el blanco de la pared y el tono cálido de la madera. El material es el mismo en toda la vivienda, asimismo en las terrazas “para ampliar la sensación espacial desde el interior, así y de continuidad entre interior y exterior”.

El sitio perfecto para un banco de obra son los porches o los patios de manera perfecta decorados. Puedes usarlo para descansar, como hamaca para tomar el sol o como taburete para un comedor exterior. Compra más suelo del que necesitas y cubre una pared con él (como hizo Erico Navazo en esta habitación de la casa rural Artesa en Segovia). Las viviendas de los pueblos suelen tener paredes muy anchas. Consulta con un arquitecto y explota el grosor para crear armarios empotrados o, como en este caso, una librería. Conforme la economía fue mejorando se utilizó piedras de cantera ya sea mármol o grano, lo cual dejaban mayor duración de los zócalos de las fachadas de los pueblos.

Portal Destinado A La Decoración De Espacios Para Toda La Familia

En lo mucho más alto de la Sierra de Tramontana, Fornalutx posee cerca tanto montaña como mar, una combinación que lo convierte en la opción perfecta para una fuga rural. En esta imagen se aprecia en detalle la mezcla de piedras de distintas tamaños en la testera, originales y nuevas, y la mezcla de tradición y modernidad que aguarda en el interior. Detrás de la puerta, un techo de bovedillas (los forjados se han hecho nuevos con bovedillas cerámicas pintadas con unas veladuras grisáceas), piedra en las paredes y un moblaje de hoy de diseño como contrapunto.

No obstante, esta particularidad arquitectónica es propia de los pueblos ubicados en la ladera oeste del pico Ocejón, pues aparte de este son también ejemplos los pueblos de Palancares y Almiruete. Otro detalle importante en esta fachada rústica es la incorporación de la piedra de rodezno en el pequeño banco junto a la puerta principal. ¿Quién no querría irse de vacaciones a un caserón rústico como este?

Para rebajar la presencia de una pared de piedra, contrástala con otros elementos arquitectónicos, como suelo y techo, en colores claros. En este viejo molino renovado, la interiorista Marie-Laure Helmkampf diseñó una chimenea sencilla y en blanco que potencia la altura del techo y equilibra las paredes de piedra del resto de la estancia. Si deseas ampliar tu salón y que quede totalmente que viene dentro con el porche, utiliza exactamente los mismos materiales en los dos espacios. En esta casa en la sierra de Tramontana de Mallorca, el estudio OHLAB cubrió el techo del salón con el mismo cañizo del porche y el pavimento es continuo tanto dentro como fuera. Explota la doble altura para crear un impacto con una lámpara de enorme tamaño, como esta que escogió el diseñador Jorge Vázquez en su casa de campo en Galicia.

Fachadas De Casas Rústicas Para Inspirarte

Romántico y chic, reduce el encontronazo visual de las vigas de madera en esta vivienda del norte. El total look se consigue con una moqueta de Muebles Moon, a juego con la tela del cabecero, de Ybarra & Serret. Solo tienes que marcar una línea con cinta de carrocero y colorear la parte de abajo de un color intenso. En la imagen, un proyecto de Casa Josephine con esta idea original para pintar las paredes.

Fachada Con Acabado Rústico

Y en este sentido son asimismo fundamentales los materiales nuevos que vayas a utilizar. Los convencionales, como la piedra, la madera natural reciclada o el barro serían la base a tener en consideración para no perder el estilo rural del que hablamos. En este caso, el mobiliario de la cocina en clave moderno puede ser muy asombroso.

Si no tienes idea cómo realizar un cambio original en tu casa del pueblo a fin de que vuelva a saltar la chispa con sus inquilinos, nosotros hemos buscado 40 ideas de decoración y de renovación a fin de que te inspires. Desde grandes reformas a una fácil mano de pintura en sus muros y paredes de piedra, o de trucos decorativos o de estilismo a diseñar muebles a medida. Con estas ideas vamos a poner a personalizar con estilo rústico moderno la cocina, el salón, el baño y el dormitorio, pero asimismo nos ocupamos de los espacios exteriores, como el porche, el patio o el jardín. Ofrecemos asimismo un lavado de imagen a la fachada, al techo, a la decoración de las paredes y te ofrecemos ideas a fin de que cambies mobiliario, el arte, los colores de los textiles…

En este momento es un hosting rural, cercada de un jardín cubierto de césped que encomia su protagonismo. Como en este aparador de madera natiral sin tratat, que se ha coronado con una divertida escultura, obra de Lluís Hortalà, al lado de elementos vintage como barreños o jarrones de piedra. Una esquina que forma parte a una vivienda en Cantabria firmada por la decoradora María Lladó.