Fachadas De Casas Estilo Andaluz

Nos vamos con la imagen del comedor primordial, aquél que está configurado mediante una gran mesa de madera y sillas para ocho comensales. El comedor es una prolongación del salón y por consiguiente, está en un espacio diáfano muy bien iluminado y con una decoración y suelo continuos. Y para enseñar el comedor, tanto en las fotografías como de forma presencial a los posibles inquilinos, es muy importante vestirlo de gala, con manteles y flores. El estilo de los interiores de la casa ha sido mantenido por los diseñadores, pero también realzados para que luzcan todo su esplendor. Los azulejos de los cuartos de baño son verdaderas joyas de la arquitectura tradicional y poseen unos colores vivos que merecían la pena ser relevantes. Por eso las fotografías de baños son de las mucho más atractivas de esta casa y en las que se ha prestado una meticulosa atención.

fachadas de casas estilo andaluz

En el estar, butacas de Ikea y sofás de Maisons du Monde. Sofá y sillas de lino de Yutes, en Casa y Campo. Mesa de centro y socorrieres de Giuliana B. Arte y Decoración. El suave tono crema presente ahora en la fachada de la casa también llega al interior. Y es que la dueña, una apasionada de la decoración, deseaba que su casa fuera armoniosa y muy acogedora.

Un Chalet En Cádiz Donde Se Hace Vida En El Exterior Todo El Año

La arquitectura habitual andaluza de origen árabe ha inspirado varios de los elementos. De esta manera, ahora desde fuera resalta el tono de la testera, un colorado pimentón obtenido de un pigmento de la región de Sevilla y mezclado con cal. Este género de pintura se emplea en toda la casa, excepto en baños y cocina, que fueron envueltos de estuco. Qué sería de una antigua casa de campo sin unos sofás tapizados con tela de flores. Y la verdad, es que nos alegramos de que esta casa haya sabido sacarle todo el atractivo a la decoración tradicional y tan acogedora, a partir de tejidos de colores, flores, muebles de madera oscura, cortinas blancas, velas y mantas. Claro que las considerables ventanas, los techos altos y el parqué, también asisten.

fachadas de casas estilo andaluz

Pero tenía espacio para todos, por eso se la quedaran y la reformaran, consiguiendo espacios como este salón abierto al exterior. En su interior, el pavimento de microcemento, la cocina abierta al salón, el techo de madera blanca y la distribución y la decoración recientes lo convierten en una casa atemporal que busca en el pasado pero se proyecta en el futuro. Además de las puertas de los baños y los cuartos, se hicieron pasos libres para hacer llegar las estancias.

La Vivienda De La Alegría

En la cocina-office, transformaron unas puertas antiguas en armarios de almacenamiento y pusieron espejo para ofrecer más amplitud al espacio y ocultar lo que hay dentro. No te pierdas el resto de resoluciones magistrales de este piso. El efecto que despierta este comedor es de¡wow! Y sucede que, como explica Isabel Flores, “en la vivienda se destaca el blanco, así que decidimos poner toda la fuerza visual en el papel pintado del comedor”.

Es, de hecho, éste, entre los intereses arquitectónicos de esta villa; visto que en el conjunto urbano tengamos la posibilidad ser testigos de su pasado morisco que se muestra abiertamente y sin disimulo. De madera, es antigua, como el espéculo dorado y el pecho de escayola. Las sillas de fibra vegetal y los apliques de la pared están en el estudio de la decoradora.

Ropa de cama es de Loani Linen Home. La alfombra de rayas en la zona de paso es de yute, de Becara. El sofá es de Becara y los cojines, de Meridiana. La butaca con puf de ratán es de Becara, igual que los elementos de la mesa. Muebles de jardín de Sunso y mesa de centro de Meridiana.

Los geranios son la planta por referencia en muchos puntos de Andalucía, y tenemos la posibilidad de localizarlos adornando y dando vida a sus calles… Que asimismo huelen a azahar, la flor del naranjo. La capital española, 19 dic .- La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este lunes lluvias de forma local fuertes o persistentes en la mitad suroeste de Galicia y mitad oeste del Sistema Central.

La silla Meridiana, de Driade, marca el contrapunto. Con muebles diseñados por la interiorista. El mantel, un boutí francés, y las vajillas de herencia familiar. XVIII, como las tallas doradas de las esquinas. Encima, un jarrón de hierro y un bastidor de ventana viejo.

Las Mejores Casas Y Pisos De 2022 De El Mueble: Sobradas De Buenas Ideas Deco

Lo primero que hicieron fue reconstruir el techo y diseñar la chimenea. Brindaron prioridad a los materiales naturales, para conseguir el look simple que les apetecía. Un gran ventanal en “L”, que da ingreso a la terraza, abre el dormitorio a su fantástico ambiente. Y es que, ni el dormitorio de esta casa da la espalda a su enclave. Escasas piezas pero particulares, como la cómoda de look viejo, y la banqueta clásica, visten este espacio y le dan carácter.

“Para nosotros era fundamental la zona de porche y el jardín. Piensa que durante nueve meses por año tenemos la posibilidad de realizar vida en el exterior”. Y de este modo lo hicieron eligiendo piezas ultracómodas. Pero a pesar de estar en el sur y ser terreno de colores, Maribel prefirió el blanco y el crudo para adornar los espacios de su casa. Con esto creó ambientes serenos y ultraluminosos. La casa no tenía ninguna felicidad, tenía una decoración de los años ochenta en amarillo y azul, con arcos y cenefas frutales…

Lejos de decantarse por eliminarlos o taparlos, se apuesta por la esencia tradicional de la vivienda y se realza, limpiándolos, dejando el baño vacío de muebles insignificantes y decorándolo con flores y plantas silvestres. El secreto de este Home Staging es el entender sacar el máximo partido a lo que existe para que con un mínimo gasto, la casa se vea mucho más atractiva que antes. Es este también un fantástico destino para probar las tapas granadinas. Viviendas nacidas de la paleta mucho más simple viable, la teja, la terracota, los suelos de barro, el que procede de la propia tierra y se introduce en la cubierta de la vivienda. Los muros de cal y tierra cocida como rasgos característicos de una arquitectura digna, caracteristica de ese duende tan global, tan local, tan andaluz. De una arquitectura emocional capaz de conquistar los sentidos mediante elementos como el barro o el agua.