La Casa De Los Espejos Cadiz

Cada vez que su marido llegaba a casa y veía como colmaba de atenciones a la joven se «comía» por la parte interior y aprovechando uno de los viajes por ultramar, largo, colocó un fuerte veneno en la comida de la joven. En la localidad nos encontramos con una de esas historias imposibles que la une al mar y a uno de sus hombres. Puerto de la Armada Española en su día fue un punto estratégico que creció de enorme manera con el Descubrimiento de América, buena exhibe de esto son las edificaciones que encontramos y sus torres vigía que son un atrayente arquitectónico. En ese entorno debemos emplazar nuestra historia que tiene como personajes principales a un padre, su hija y la segunda esposa de este. Son historias inviábles de Cádiz, leyendas eternas que jamás se olvidarán y que siempre cabalgarán entre la historia de historia legendaria y la verdad.

la casa de los espejos cadiz

Cuenta una historia de historia legendaria que en Cádiz habían dos sirenas que embrujaban con su gracia y tiernicidad a gaditanos y gaditanas, con sus cantos los embelesaban. Los embrujados se reunían en torno a ellas para oírlas cantar, sus caras reflejaban felicidad. No era raro entonces ver a esos gaditanos embrujados al amanecer reuniéndose para proceder a su cita diaria con las sirenas,y por la tarde dar un paseo por la Plaza De Mina al fresquito, mas entonces ir a la Plaza Pinto a comerse una caballita. En el momento en que llegaba la navidad esos gaditanos y gaditanas hacían las delicias de sus hijos con regalos y risas. En el Cerro del Moro que apareció un desconchón en la pared de una vivienda, y la gente comenzó a decir que era Jesucristo. Habían candelas en el suelo estilo gruta prodigiosa y muchas mujeres de rodillas rezando al desconchón.

Más De Secreto Y Otras Realidades

La chavala enfermó y murió al poco tiempo sin que su padre se pudiera despedir de ella, cuando llegó a puerto y fue informado de la horrible noticia corrió a su casa donde su esposa, con falso mal, le dijo que murió a causa de una inesperada patología. Pero la «madre» no veía aquella pasión con buenos ojos y a medida que la joven crecía y se hacía más hermosa los celos de la primera crecían poco a poco más al punto de ver a la joven como una rival y comenzar a odiar cada cosa que hacia. Muchos de los que pasan cerca de ella recuerdan la misma, se la mira entre el respeto y el miedo, algunos prefieren no dar pábulo a todo cuanto se cuenta de ella y otros la miran con curiosidad, de querer ingresar y vivir, casi por azar, algún género de fenómeno extraño. Su fachada verdosa alienta a mirarla con la perspectiva de un lugar precioso pero pasar horas en ella es algo que llena de temor e incomodidad hasta al más osado.

En el número 14 de la plaza De Mina se cuenta de hace ya varios años la existencia de la aparición de un fraile entre 2 pisos de esa propiedad y por eso a la gente no le hacía mucha gracia pasar por ahí. También se agrega que este era un bulo levantado por una persona interesada en obtener la vivienda a buen precio. El marino vio como su mujer vertía el veneno para matar ratas y como lo tomaba la hija enfermando y sufriendo una larga agonía para regocijo de la asesina.

Acuerdo Para Normalizar 16 Plazas De Trabajadores Temporales Del Ayuntamiento De San Fernando

Salió en el Períodico una entrevista con el dueño de la casa y afirmaba que no le dejaban reposar, hasta que el Ayuntamiento le pintó la fachada y se terminó la corta historia. La leyenda nos comenta como el padre, toda vez que partía de casa y recorría el planeta, agradaba de llevar ese recuerdo tan especial a su hija; el hombre sentía veneración por aquella niña y siendo hija única la permitía. A su regreso a Cádiz, ahora bien a la noche, se encontró con un amigo quien lo convidó a tomarse unos tragos, así que se dirigieron hasta un bar cercano a la iglesia de San José, que si bien ya hubiese cerrado, acostumbraba vender cuando llamaban a la puerta. Esta historia sí que es verídica, como todas y cada una ellas, y sucedió hace muchos años en extramuros. Había un hombre que siendo joven gustaba de reunirse con ciertos amigos a tomar en el bar.

la casa de los espejos cadiz

En este sitio, según cuenta la leyenda, había una monja que a lo largo de sus años como sierva de Dios, empleaba gran parte de su tiempo en conocer a los enfermos terminales que se encontraban en el hospital Puerta del Mar, para intentar aliviar sus agonías. En un momento determinado se quedó sin empleo, desesperada asistió en pos de ayuda económica al hospital donde tantos días había ido para dar consuelo a esos humanos que se encontraban sufriendo en sus últimos días de vida. El hombre se dirigió al dormitorio donde obligó a su mujer a confesar la realidad, una verdad que acabaría con sus huesos en prisión. El hombre partió un día en su barco y nunca se supo mucho más de él, desapareció y la casa, la «Casa de los Espéculos» quedó abandonada dando rincón a entre las historias heterodoxas más conocidas de toda la provincia. Próximamente brotaron las riñas entre ambas y a hacerse mucho más constantes, sobre todo cuando él no se encontraba. La situación llegó a un punto en el que pensó en eliminar a aquella joven que, para ella, era ahora su contrincante directa.

Aquella casa, en la parte antigua de Cádiz, en la zona de Alameda Apodaca y cerca del monumento a Comillas está ubicada, con sus tres plantas, exquisita arquitectura, interior asombroso y una historia que es más sorprendente aún. Una vivienda rediseñada que espera que alguien se atreva a dar vida a sus paredes con el peso que le da una historia de historia legendaria y que se afirme de ella que «está encantada». Cádiz es una ciudad cuna de muchas historias y leyendas, esos cuentos de «absolutamente nadie» que dan una pincelada del saber habitual, que siempre y en todo momento deja una moraleja o una lección, que nos enseña un óptimo camino o, simplemente, nos ofrece que pensar. Desde ese momento, aquella fatídica casa quedó abandonada durante años, imagino que los años suficientes como para haberse deformado y deteriorado la auténtica historia, pero no olviden que toda leyenda tiene una base real. El almirante proseguía obsequiándole a su hija con un espéculo de cada tierra de america que pisaba y llegó hasta tal punto que la vivienda quedó repleta de preciosos espéculos.

Sin duda alguna, esta supuesta “casa encantada” es, adjuntado con la ‘Casa cuna’, las estandartes de la ciudad más importante gaditana en cuestión de espectros. A lo largo delos años fueron varios los que desearon ingresar en ella, buscar los espéculos, conocer sus espectros e hicieron que la historia de historia legendaria se agrandara aún mucho más. En esa historia de historia legendaria diríase que quién entre en la vivienda y encuentre el espéculo favorito de la pequeña, al observarlo, va a poder ver escenas de otro tiempo o como una joven hermosa se refleja en él, es el rostro fantasmal de la envenenada que te llama desde el «mucho más allá». En los momentos muertos de su trabajo este almacena jurado se entretenía con un piano que ahí había, mas cuando salía a atender a alguien que llegaba, siempre le cerraban la tapa del piano. Las Cúpulas de San Roque fueron en los años cincuenta del siglo pasado, casa de recogida de pequeños dejados regentada por monjas llamada Casa del Niño Jesús Pobre.

Herramientas De Página

Los celos y la furia de su mujer cada vez eran más destacados hasta que aprovechando uno de los viajes de su marido, la asesinó envenenándola. Exceder el tiempo de sesión, lo cual se resolvería cerrando las páginas abiertas de Milanuncios y accediendo de nuevo. Y su padre no vaciló en ningún momento en alardear de su hermosura ante sus compañeros y amigos, lo que provocó unos celos enfermizos en su esposa, ya que sólo tenía preciosas expresiones para su hija.

Cuando entraron había un cuadro de un payaso con la palma de la mano abierta, era realmente bonito conque eligieron dejarlo. Mas una vez que ella empezó como usada del hospital, las cosas se torcieron bastante, la amable y simpática monja ya no parecía ser la misma de antes. Su actitud había dado un cambio extremista, llegando a tener múltiples enfrentamientos serios con ciertas usadas, aun llegando a amenazar a múltiples de ellas diciéndoles que el día que muriera se los llevaría uno a uno detrás de ella. No se podría asegurar o denegar que lo que cuentan sea verdad o patraña, lo que sí es verdad es que el mundo de los espíritus está presente entre todos y cada uno de los gaditanos. Y no quiero decir que que aseguren que su presencia es verdadera, por el hecho de que no lo saben, pero siempre hablan de que un amigo, un abuelo o una madre, vieron a un familiar ya fallecido.