Mario Casas Antes Y Despues

Mario Casasregresa a Netflix con la ficción apuntada por Oriol Paulo, El inocente, basada en la novela homónima de Harlan Coben. En ella, el actor interpreta a Mateo, un joven que tras verse involucrado en una pelea, a lo largo de su época universitaria, es culpado a prisión por el homicidio de un compañero. Tras cumplir nueve años de condena, sale de prisión presto a rehacer su historia, junto a su novia, Olivia. Todo se tuerce cuando recibe una llamada sospechosa, y se convierte en el primordial objetivo de una inspectora de policía, encargada de investigar un supuesto caso de suicidio. Mario Viviendas no vaciló en perder 13 kilogramos para poder dar la vida a Francesc Boix, en El fotógrafo de Mauthausen.

El actor ha sufrido un increíble cambio físico desde sus inicios como actor hasta ahora. Berta Vázquez y Mario Viviendas protagonizaron uno de los romances más mediáticos de aquel 2015. Pronto brindaron el paso de vivir juntos en un pequeño apartamento del castizo barrio de Chamberí, donde los fotógrafos hicieron guarda a lo largo de prácticamente los dos años que duró su amor. Sin embargo, las discusiones permanentes acabaron de minar del noviazgo de Berta Vázquez y Mario Viviendas, plagada de ausencias gracias a los compromisos profesionales de los dos. Solamente terminar este trabajo, Viviendas se trasladó a Gran Canaria para rodar ‘Palmeras en la nieve’, película en la queMario Casasconoció aBerta Vázquezy de la que quedó prendado.

mario casas antes y despues

Más allá de sus diferencias, los dos van a hacer lo irrealizable para poder seguir juntos, pero su sendero va a estar repleto de óbices que van a poder a prueba su relación. Dos años después, en 2012, el actor volvía a la secuela Tengo ganas de ti, en la intenta olvidar a Babi con Gin . En SensaCine, aprovechamos el estreno de una de las producciones más aguardadas de la plataforma, para hacer un repaso visual por durante sus 16 años como actor. Casas, nacido el 12 de junio de 1989 en Pontevedra , parece que tuvo claro desde siempre -más allá de que de niño soñaba con ser policía o bombero- que lo suyo era la interpretación. Antes de dar el salto a la pequeña pantalla, el actor hizo sus pinitos en el mundo de la propaganda, protagonizando múltiples \’spots\’ de conocidas fabricantes. En 2005, aparecía por primera vez, si bien con individuos recurrentes, en las series Obsesión, de Televisión De españa, y Fundamentos personales, de Telecinco.

Fotografías

No obstante, lo que pocos sabían por ese momento es que María Valverde y Mario Casas mantenían su romance en misterio desde antes. Fue en otoño de 2009, durante el rodaje de ‘La mula’, cinta de Michael Radford que no llegó a los cines hasta cuatro años después, cuando se enamoraron. Valverde llegó a admitir en una entrevista conjunta para la promoción del largometraje que le hubiera encantado prolongar el secreto de aquel amor en todo momento que hubiesen podido. El amor de sus personajes, Hache y Babi, se convirtió en una historia de carne y hueso, el elemento idóneo para la promoción de la cinta y para transformar a ambos en la pareja actualmente. En la producción de Globomediasurgió una bonita amistad con Amaia Salamanca, que un par de años después hizo saltar la chispa.

Esta vez, encarna a Toro, un joven condenado a cinco años de prisión, dispuesto a cambiar de actitud, en el momento en que salga de la prisión, para recuperar su historia. Pero sus planes se desmoronan en el momento en que su hermano le pide que le ayude a apresar a su mayor enemigo, quien huye junto a la hija de este. Un año tras su debut en la pequeña pantalla, en 2006, logró su primer rol personaje principal en SMS (Sin Miedo a Soñar).

Donde, indudablemente, su aparición en3 metros sobre el cielo lo catapultó, terminantemente, a la popularidad. Tras estrenarHogar y El practicante, en Netflix, vuelve a la plataforma, el próximo 30 de abril, con la serie El inocente, un \’thriller\’ de esos que te capturan desde el minuto uno. En la ficción, el actor vuelve a ponerse a las órdenes de Oriol Paulo, con el que trabajó en Contratiempo, para interpretar al protagonista de una trepidante historia basada en la novela homónima de Harlan Coben. Mario Casas ha vuelto a estar en boca de todos por el gran cambio físico que ha vivido en los últimos meses.

Series De Televisión

En contra de lo que muchos creían no dejó de cuidarse y siempre ha estado bajo supervisión médica. Nativo de A Coruña en 1986, el sendero a la popularidad de Mario Houses –como se hace llamar en sus redes sociales– arrancó haciendo de modelo infantil y apareciendo en múltiples anuncios. El más recordado es uno de Telepizza en el que, proféticamente, comunica que con cada pizza te llevabas de regalo una película de Steven Spielberg. Sea por la razón que sea, no hay duda de que Mario Casas se ha convertido en un de los actores mucho más cañón del panorama nacional. Berta Vázquez, su compañera en Palmera en la nieve, pertence a las últimas conquistas de Casa. De ella ha dicho que le gusta mucho pues es una chica muy natural y muy inteligente.

Combato ha continuado trabajando en series como Las Chicas del Cable, dando vida a Juan. Hoy en día, María sigue siendo entre las actrices españolas más solicitadas. Como si fuera poco, también ha querido presumir de cuerpazo y en sus Stories ha compartido una imagen donde se aprecian sus espectaculares bíceps, dejando claro que volvió al gym por todo lo alto y donde ha vuelto a enseñar su renovado cambio. Si bien en relación a lo profesional conocemos lo bien que le va, y es que el actor encadena un proyecto con otro, la verdad es que de su vida privada prefiere contar mucho más bien poco y la lleva con total secretismo. Mario Casas engordó 15 kilos para dar la vida a un alimañero en un largometraje rodado en rincones naturales de Huesca y Asturias. Es el guapo por excelencia, el responsable de subir el termómetro con su sola presencia, como logró en la serie Instinto, el que hace suspiros allí por donde pasa.

María Pombo Vuelve A Sorprender Con Una Travesura Del Duende De La Navidad

En la cinta, Casas compartía cartel con Hugo Silva, Ana de Armas,Yon González y Ana Polvorosa, entre otros. Sin embargo, su gran éxito televisivo llegaría en 2007, al unirse a Los hombres de Paco. Pese a ello, tras su salida de la ficción, a la que volverá para su décima temporada, Viviendas estuvo mucho más relacionado al planeta del cine.

mario casas antes y despues

Prácticamente dos años después, mientras gozaba de su soltería, Mario volvió a reencontrarse con una vieja compañera, Blanca Suárez, con la que compartió el éxito de ‘El barco’, una producción en la que sus personajes se enamoraban. El rodaje de ‘El bar’, cinta de Álex de la Iglesia, propició el rencuentro de Blanca Suárez y Mario Casas, el gran romance de 2018. La serie juvenil ‘Sin miedo a soñar’ (‘mensaje de texto’) fue el principio de todo, incluso de su primer amor. Corría el verano de 2006 cuando La Sexta, una cadena que había arrancado en el tercer mes del año de ese año, programó su primera serie de producción propia dirigida al público juvenil.

\’el Camino De Los Ingleses\’

Su apacible vida se ve modificada cuando hace un trato con el molinero y debe apoderarse a una de sus hijas. Pero no sería hasta un año después, 2007, cuando Mario Casas empezó a labrarse un nombre en el mundo de la interpretación, gracias a su entrada en entre las series mucho más populares de la pequeña pantalla, Los hombres de Paco. Casas se incorporó a la trama en la tercera temporada como Aitor Carrasco, el nuevo \’becario\’ de la comisaría de San Antonio, donde deberá realizar en frente de sus nuevos compañeros, Paco y Lucas , quienes no acaban de verle como un agente más.

Con 22 años, Marina Salas logró el papel de Katina, la mejor amiga de Babi. Indudablemente, 2020 está siendo un enorme año para el actor, y seis meses tras Hogar retornaba a Netflix con un nuevo \’thriller\’, El practicante. Si en la cinta de David y Àlex Pastor era la víctima, en el largometraje deCarles Tuestas es el verdugo. Un verdugo llamado Ángel, que pasa de ser un técnico de ambulancia a quedar postrado en una silla de ruedas tras sufrir un accidente. Conforme pasan los meses, Ángel empieza a obsesionarse con que su novia lo va a abandonar, y no duda en hacerle la vida imposible para evitarlo. Bajo las órdenes de Oriol Paulo, en 2017, Mario Casas mostraba sus destrezas interpretativas en el \’thriller\’ Contratiempo, donde comparte letrero conJosé Coronado y Bárbara Lennie.

Desde el instante en que se dio a entender, Mario Viviendas ha tenido cuatro novias, todas y cada una ellas compañeras de proyectos expertos, para las que siempre tuvo buenas y cariñosas palabras. El actor las pasó canutas (física y psicológicamente) para meterse en la piel del parapléjico que interpreta en la película de Netflix.

Lo que no todo el planeta sabe es que, en un comienzo, los dos no se podían ni ver. En verdad, Mario ha reconocido que ella le parecía una “pija estirada con metas culturetas”. El cambio es mucho más que notable después de que para el previo filme el actor se vio obligado a lo opuesto, a coger varios kilos para \’Bajo la piel del lobo\’. Aseguran que el detonante final de la rupturafue la buena sintonía de Mario con la modelo Dalianah Arekion, con la que había realizado una campaña publicitaria. Sin embargo, entre la estrella gallega y la joven vasca solo hubo una relación laboral.