Tara Lo Que El Viento Se Llevó

Cuando GONE WITH THE WIND se estrenó en un Londres bombardeado por la Luftwaffe, fue un éxito desmesurado y se sostuvo en cartel durante cuatro años. A ambos lados del Atlántico la multitud amaba una película que era una recreación majestuosa de una casta y un criterio personal sobre la esclavitud, Era el retablo de un paraíso perdido cuya felicidad y armonía dependían en parte de los negros. Y no obstante, hay que estar hecho de acero blindado para no conmoverse con el tema de Tara, mientras Vivien Leigh jura que jamás pasará hambre, mientras la música de Max Steiner evoca jardines de rosas, cielos estrellados y deseos de revancha. Cuando un desertor de la Unión procura hurtar y violar a Scarlett, ella lo aniquila en defensa propia y venganza.

tara lo que el viento se llevó

HBO declaró que la película de 1939 “fue un producto de su tiempo y describía prejuicios étnicos y raciales que estaban equivocados entonces y están equivocados hoy”. Esta evidencia fáctica, usada para justificar su eliminación del catálogo, fue duramente criticada en las redes sociales por no haber considerado el contexto de la película y haber aplicado una censura arbitraria a una obra maestra del cine. A los pocos días, la interfaz rectificó y adujo que volvería a recobrar la película, pero incluyendo “un aviso a los espectadores sobre su contenido”. La película, de 4 horas de duración, se ambienta en el sur de los USA durante la temporada de la Guerra de Secesión. Cuenta la narración de Scarlett O’Hara , hija del dueño de la plantación Tara, en Atlanta .

Scarlett O\’hara

Ahora, la testera de Tara todavía está en Talmadge Farms en Lovejoy, Georgia y está siendo resucitada. En contraste a las viviendas de la mayoría de los vecinos de O\’Hara, Tara se libra de la antorcha durante la Política de Tierra Quemada de la Unión . La patología de Ellen O\’Hara y sus hijas inferiores, Suellen y Carreen, que amenaza la vida de Ellen O\’Hara y sus hijas inferiores, Suellen y Carreen, provoca que Gerald continúe firme en la puerta de su casa, “tal y como si tuviese un ejército detrás de él en vez de delante de él”, y se gana la simpatía de un oficial de la Unión que ordena a su cirujano que trate a las mujeres O\’Hara con láudano y quinina . El oficial toma posesión de la vivienda para usarla como cuartel general de la Unión, pero como cortesía, se salva. No obstante, los productos móviles de valor (incluyendo el rosario, las imágenes y la cerámica de Ellen) son decomisados y los artículos más enormes son objeto de actos de vandalismo por parte de las tropas de la Unión que se retiran. A los 43 años, Gerald se casó con Ellen Robillard, de 15 años, una pudiente niña de ascendencia francesa natural de Savannah, que recibió como dote a veinte esclavos (incluida Mammy, la enfermera de Ellen, que también se convirtió en la enfermera de las hijas y nietos de Ellen).

Ahora había habido una escaramuza con los yanquis y halló a Ashley herido, y para demostrar que habían estado en otro lugar y los llevó a casa de Belle, lamentando no haber podido localizar otra coartada más digna, algo que Melanie no le recrimina. Le solicita que le jure que fue así y le dé su palabra de caballero, no teniendo Rhett ningún reparo en hacerlo, excusándose el capitán y marchándose del lugar. Ella le dice que está celoso, a lo que Rhett le responde que ve que sigue creyéndose la mucho más bella del Condado, partiendo hacia el aserradero sin temor a ir sola entre la gentuza, pues asegura que puede realizar blanco. Ashley señala que es culpa suya, ya que debería haber robado si era preciso para evitar que ella se casase con un hombre al que no quiere y le afirma que su inutilidad no va a deber preocuparle mucho más, ya que se va a ir a Novedosa York donde va a trabajar en un banco. Ella pe pide que la acompañe a casa de su tía Pittypat y lo invita a cenar con ellas.

Lo Que El Viento Se Llevó

Entonces la baja del carro para despedirse, diciéndole que la desea por el hecho de que son iguales. 2 malas personas egoístas y taimadas, asegurándole que la ha esperado como no habría aguardado a otra, diciéndole que envía a un soldado a la muerte con un hermoso recuerdo, besándola mientras que ella trata de liberarse de él, asegurando odiarle. El ejército sureño se repliega, pidiendo que evacúen la localidad antes que Sherman corte la carretera, aconsejándoles un soldado que partan hacia el sur, pidiéndole a Prissy que lo prepare todo para irse a Tara, si bien en ese instante Melanie se pone de parto, preguntándole si se quedaría con su hijo si le sucediera algo a ella.

La población esclavizada construye Tara en el ubicación de la antigua casa y la añade según sea necesario. Es un gran y laberíntico edificio de ladrillos encalados y madera “construido según con ningún plan arquitectónico, con habitaciones auxiliares agregadas donde y cuando parecía conveniente”. Según la descripción de la novela, la casa tiene cuando menos 2 pasillos, un sótano completo, escaleras delanteras y traseras y un ático. En la novela de 2007 de Donald McCaig , Rhett Butler\’s People , Tara continúa prácticamente igual que en Lo que el viento se llevó.

No concibo otra Escarlata que no sea Vivien, ella lo sabía y vivió toda su historia, ofuscada por el personaje que la lanzó hacia lo mas alto. Vivien era mucho mas que una actriz, reunía el atractivo, la soberbia, la coquetería y el drama de las mujeres que se marcan a fuego en el corazón de los hombres y bañarse en sus ojos, tienen la posibilidad de creerme, se encuentra dentro de los mayores placeres que he sentido. Si LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ es una referencia, Vivien Leigh es la razón de que todos y cada uno de los que llevamos el cine en vena, podamos proseguir caminando por Tara con los ojos bien abiertos….con la promesa de hallemos a una chavala de 16 años, con un traje blanco maravilloso, corriendo al encuentro de su progenitor. El Museo Lo que el viento se llevó está situado en la plaza histórica de Marietta, que por cierto es preciosa.

Sin embargo, en el final de esta novela, que fue la secuela autorizada de Margaret Mitchell de Lo que el viento se llevó , el enloquecido Isaiah Watling prende fuego a la escalera principal de la mansión, que arde hasta los cimientos. El productor de la película, David O. Selznick, compró los derechos de la película un mes tras la publicación de la novela de Mitchell. Múltiples papeles en la película, en especial el de Scarlett, incluyeron largas buscas y elaborados pactos. Cuando tuvo lugar en Atlanta el estreno de la película, se declararon tres días festivos. Se transporta en efecto a la niña, aunque exactamente la misma sufre terrores nocturnos y tiene pesadillas, por lo que Rhett despide a su niñera que apagó la luz asegurando que es preferible dejar a los pequeños vocear una noche a fin de que se le pasen los temores y no medren cobardes.

Le afirma que el personaje cómico es Ashley, pues no pude serle fiel mentalmente a su mujer, pero tampoco puede serle infiel en la práctica, asegurándole que con sus manos podría arrancarle la cabeza si con esto le sacara de ella a Ashley. Ella le afirma que está borracho tras beber su copa y se dispone a irse, pidiéndole él que no lo lleve a cabo, obligándola a sentarse. Le dice que sabe lo ocurrido y al verse apoyada por su cuñada se va a preguntar si sabe lo de Ashley o si lo hizo para socorrer las apariencias, diciéndole él que Melanie es bastante honrada para pensar que alguien a quien quiere no es así y a ella la desea, aunque no comprende por qué lo realiza. Scarlett acude al aserradero muy elegante, preguntándole Ashley si no debería estar mejorando con Melanie su fiesta sorpresa de cumpleaños, aunque le asegura que se va a hacer el asombrado.

Mientras que recorren las calles de la región ven de qué forma negros y yanquis dominan la localidad, y la piropean y hacen proposiciones indecentes, mientras que un político trata de ganar el voto, señalando que ofrecen a cada negro 40 acres y una mula. Esta le distribución su reloj de oro al fiel Pork, cuyo llanto dice es el único que le conmueve. Gerald, que escuchó la conversación sube indignado a su caballo mientras que grita, “yo te enseñaré quién es el amo de Tara”, saliendo tras su antiguo capataz, cayendo del caballo tras saltar una valla. Él les afirma que fueron a visitarlos y a intentar negocios entre viejos amigos, negando ella esa amistad, diciéndole Wilkerson que sabe que su padre perdió la cabeza y que no pueden abonar los impuestos y él quiere comprar Tara haciéndoles una aceptable oferta, pues Emmy desea vivir allí. Él le pregunta si jamás podrá olvidar el día de los Doce Robles, diciendo ella que no. Él niega que la desee, y si bien lo hiciese no sería capaz de dejar solos a Melanie y a su bebé y sabe que ella tampoco dejaría a su padre y a sus hermanas.