Terrazas De Casas De Campo

Para que tu jardín y los espacios anexos de tu casa no obstaculicen la armonía con en el entorno, ponte en manos de arquitectos paisajistas. Sus creaciones van a hacer que te pases la mayoría del día fuera de casa. Estas diez casas son espléndidos ejemplos de cómo el ser humano, aunque habite en un cobijo de 4 paredes, siempre y en todo momento termina intentando encontrar un espacio que le conecte con la vida exterior . Disfrutar de las vistas de la naturaleza o la localidad y socializar al aire libre son actividades para las cuales se proyectaron las próximas diez terrazas y patios.

2 peldaños con apariencia de media luna se bordean con setos de tejo . La zona pavimentada se extiende al lado este de la vivienda, y el césped se aísla con una amplia y extensa pluralidad de árboles y arbustos que incluyen arce de Canadá , azaleas, potentillas, hypericum y rododendros. Los jardines están situados en la parta alta de la ladera sur de Leith Hill, una colina a 264 metros sobre el nivel del mar, lo que le entrega una situación privilegiada. ¿Quién dice que el porche es solo para el verano? Con una chimenea para caldear las tardes otoñales, este salón con vistas al campo puede aprovecharse prácticamente todo el año. En el salón exterior, los sofás Marsella son de El Corte Inglés.

Casa De Campo Mixta

Pufs de ratán, sofás, mesas auxiliares viejas de bambú y mimbre y mesa de centro, afines en La Fábrica de Hielo. Cojines de Alhambra y Harlequin, en Pepe Peñalver. “Y, como queremos ofrecer cocina madrileña de siempre, hecha como en casa, no pueden faltar patatas bravas, callos y tortilla española”, concluye Luis. Su oferta se adapta tanto al picoteo en mesas altas y también informales como al tradicional mesa y mantel y se mueve entre el casticismo y las brasas.

Así se garantiza su luminosidad, multiplicada por el sofá blanco y las cortinas que conceden sombra y también intimidad. En el porche, sofás y mesa de centro modelo Bondholmen. La primera, “a partir del 4 de mayo ya estará andando El Cenador, el pabellón cubierto climatizado, con exactamente la misma oferta que la terraza”, explica Alfonso López.

terrazas de casas de campo

Esta casa fue construida con una aparente composición de madera, con un techo a dos aguas, paredes de azulejos y mampostería colonial con ladrillos a la vista. El espacio en torno a la casa marcha como terraza abierta, y ofrece una integración total con la naturaleza circundante. Cualquier persona que disfruta de la vida en el campo, busca el contacto directo y también intenso con la naturaleza y el medio rural.

La Casa Del Lago

Con las paredes encaladas, una mesa en blanco y madera y sillas de cuerda . Después, complementos como las plantas o la vajilla en blanco y azul, exactamente los mismos colores que los textiles, ponen la guinda. Muchas fibras naturales, blanco y un impresionante color rosa deslavado son los personajes principales de este agradable porche, que invita a pasar las tardes en la mejor compañía. El espacio se ha dispuesto cerca del banco de obra, que obsequia varios asientos y se ha completado con unas cómodas sillas con reposabrazos.

Esta casa de campo construida en madera luce por su actualizada y original forma de cubo, de pabellón, tal como por el acabado rústico de tablones de madera que cubren las superficies exteriores. En este libro de ideas presentamos 15 pequeñas casas de campo, de diferentes diseños, diferentes materiales y estilos. Eso sí, también con varias cosas en común, como la funcionalidad, la tranquilidad y las cualidades estéticas y materiales, que sirven de inspiración para aquellos que sueñan con tener una casa rodeada de naturaleza.

Casa Rural La EsenciaEsta va para los amantes del diseño. Perro Pinyol inicialmente fue un almacén para grano construido el 1881, que en 2012 fue completamente rehabilitado para casa de turismo rural. Su terraza hará vuestras comidas estivales aún mucho más deliciosas. Este bonito porche se ha con muebles con dos sofás de obra y en el fondo se ha ubicado el comedor. Todo ello rodeado de verde y envuelto por el perfume del jazmín. Sofá de ratán y sillas de mimbre, en Espacio Becara.

El gran farol negro que corona el grupo proporciona un toque tradicional que contrasta sin desentonar. Aparte de amoldarse al ambiente rural, la casa asimismo puede ser sostenible, provocando un bajo impacto ambiental en la construcción y un bajo consumo de energía. Este tipo de casas generan más energía de la que consumen. Buenas, son hermosas las viviendas, pero una cosa…me podrían ofrecer información sobre viviendas u hoteles adaptados para silla de ruedas que no haya ningún tipo de escaleras. Casa Rural Los ParralesDesde la Casa Rural Los Parrales tendrás una muy bella vista del lago el Tranco, un espacio de descanso bajo el rumor del viento, entre los pinos y el frescor verde-azul de un paraje privilegiado. Aquí la naturaleza se expone de la mejor manera y frondosidad, respetando el entorno a fin de que el visitante logre conocer la auténtica esencia del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Un Porche Al Natural Con Lo Básico

Un rincón en la parte trasera de la vivienda de una casa de campo, que no posee nada que envidiar al resto del jardín. Al adornar y escoger los muebles de exterior para el porche, piensa en poder usarlo en múltiples temporadas del año. Al estar cubierto, te podrás aceptar alguna licencia más con los muebles, que van a estar protegidos merced a la cubierta. En verano podréis relajaros a la sombra, al paso que, en invierno, con unas mantitas plus, dejará disfrutarlo incluso aunque lleve a cabo algo de frío. Como salido de una máquina del tiempo, este porche es un ejemplo evidente de porches rústicos y es con la capacidad de trasladarnos a los veranos de nuestra infancia. Bajo las vigas de madera y las paredes de piedra, se ha colocado un estar con muebles de fibras en el que no sobra ni un solo detalle.

Un chalet de madera puede ser la solución idónea para una vida cómoda en el campo. En esta casa, el porche de entrada y las macetas llenas de flores en la ventana, agregan un encanto irreprimible. Además, podrás tener un precioso jardín. Esta casa de campo combina el sistema prefabricado de madera con mampostería de ladrillo. El techo inclinado cubierto con baldosas y los revestimientos de madera y cerámica, detallan la unidad y el estilo rústico de la residencia.

terrazas de casas de campo

Conque, ¿por qué razón no emplear enormes cuadros de vidrio, para gozar del entorno natural al 100 por cien? Esta casa lo consigue con una elegancia sin igual. Esta casa resalta en el campo por la blancura de las paredes y las ventanas de madera pintadas de azul. Los elementos tradicionales como el techo a 2 aguas y la chimenea destacan el atractivo de esta vivienda. La atracción primordial de unacasa de campo es su entorno compartido con la naturaleza. No importa que sea más pequeña o más grande, el jardín siempre y en todo momento será un inmenso paraje en el que perdernos para después llegar a nuestro rincón favorito… y descansar.

Todos los cojines son de La Factoría de Hielo. Los pufs, mesillas, faroles y macetas son de Crisal Decoración. A orillas del Lago, arrancaba en marzo esta terraza nacida con la idea de recuperar el espíritu verbenero de los madrileños.

Para Todo El Año

Casa Rural Aloe VeraLa Casa Rural Aloe Vera te brinda la oportunidad de tomar contacto con la auténtica vida rural de antaño. Cada casa está decorada según las enseñanzas del feng-shui, armonizando facilidad y buen gusto, todo ello rodeado por una finca de cultivo ecológico. Un paisaje para conocer con calma. El almacenaje o ingreso técnico que se usa de forma exclusiva con objetivos estadísticos anónimos. Inspirado en sus entornos, unas tijeras de podar en colorado por 21,99 euros y una alfombra para la puerta de césped artificial con la que conectar interior y exterior, de 60×90 cm y 30 mm de altura, por 22,99 euros.

Las plantas trepadoras son un recurso genial para dar lozanía a un porche y, además de esto, impulsar su aspecto natural. Especies como la hiedra, el jazmín o la parra de Japón (que en otoño torna sus hojas a un color rojizo muy atractivo). Si las acompañas de unos muebles de madera, mimbre u otras fibras naturales, multiplicarás su encanto. Este chalé de madera luce por su forma clásico y por los colores suaves de las paredes, además de los marcos de las ventanas, que destacan el encanto y el estilo rústico de esta adorable vivienda.